Tú pon la sal y yo el tequila

En las sillas junto a la barra se han sentado dos muchachos, quizá un cuarto de siglo les parece poco, aunque ya lo pueden sumar al peso de su historia. Atléticos, atractivos y centrados, esa sería su definición para ellos en caso de que en el siguiente segundo ocurriese el fin del mundo y ella tuviera que ser la cronista narrando los últimos instantes de … Continúa leyendo Tú pon la sal y yo el tequila

Cita con fantasmas

El bar de la esquina está abierto, las restricciones son pocas y, quizá, la que más incomoda es el número de personas por mesa. Dos es el número máximo permitido. He venido solo, en la mesa han puesto las empanadas pequeñas con la cerveza que he pedido. La música está noche es rock suave, aunque no creo exista una definición como suave o fuerte para … Continúa leyendo Cita con fantasmas

Recuperar el tiempo perdido

A la mujer del bar le hacen falta una noche y un día, de eso me he enterado cuando le reclamo su desconcentración al atender mi mesa, la dejo seguir, como quien quiere enterarse de todo sin hacer preguntas, no continúa hablando, solo parece mirar mi boca y esperar de mí una respuesta que no sale a la velocidad esperada. Repite mi pedido, solo para … Continúa leyendo Recuperar el tiempo perdido

Tristezas para el ayuno

Uno lleva la tristeza, espera que alguien la compre, en el bar de la esquina te ofrecen cervezas y tragos, pero no te pagan, más bien te cobran, y al final sales igual del limpio, sin nada en qué sostenerte. Uno lleva la tristeza, la recogen los amigos, ponen toda su bondad para quebrarla y dejarla en el olvido, y pasa que funciona un rato, … Continúa leyendo Tristezas para el ayuno