Toma para ti el que el azar te conceda

La vi cerca de la cafetería, yo había pedido una porción de torta y un café, desde donde podía verla me pareció hermosa, pensando, por efecto del azar o de mis alucinaciones, en que ella entraría en un instante próximo y se haría en la misma mesa, dejé una nota, una pequeña nota de gusto por haberla visto, la dejé doblada y salí. He vuelto … Continúa leyendo Toma para ti el que el azar te conceda

Para juntarlo todo entre paréntesis

En ti encuentro el uso para cada signo de puntuación, porque puedo exclamar con admiración, ¡te admiro!, porque como una pregunta encajas entre mis dudas ¿sí, no?, porque puedo poner un punto y aparte o un punto seguido o varios, para dejar puntos suspensivos y seguir contigo. Para acomodar breves pausas con una coma, y otra, para juntarlo todo entre paréntesis, para llamar la atención … Continúa leyendo Para juntarlo todo entre paréntesis

Ruedan sobre ti todas las palabras

Hay noches, como esta, la música se ofrece al silencio y lo apaga, lo vuelve susurro, voz interna, lo extiende en los ojos, y toda mirada es una palabra extinguiéndose. Hay horas, las que ya pasaron y se quedaron en milagrosa repetición en la memoria, esta es una de esas, de las tantas reiteraciones, una hora en la que una boca descomponía la luz y … Continúa leyendo Ruedan sobre ti todas las palabras

Apostarle a la casualidad

Yo nací, no estabas, borré del calendario ese día, acordé dar otra vuelta de maduración en el útero, repetí el nacimiento, una exactitud esotérica confirmó tu arribo en el mismo tiempo, desconectado del cordón umbilical, toda aproximación a la memoria antigua sucumbió, ahora, la casualidad, la única que guarda la memoria, se apropia del motivo que dio paso a mi nacimiento, yo no la sigo, … Continúa leyendo Apostarle a la casualidad

Yo no soy la suma de mis partes

Hay días en que quiero reventarle los oídos a alguien contándole todo aquello de lo que quiero quejarme, extenderme por todo mi vocabulario y como si de demonios se tratase dejarlos salir hasta que extenuado de tanta queja caer en fatiga y agradecerla. Hoy es uno de esos, hubiera querido girar el cuerpo y ante la presencia de una compañía, llámese esposa, amante, novia, compañera, … Continúa leyendo Yo no soy la suma de mis partes

No estás preparado para vivirme

Yo espío a la vecina, desde la ventana de mi cuarto hasta la suya, con unos binoculares, la veo y ella no se resiente, asoma su cuerpo desnudo y parece decirme, si esto lo que quieres ni siquiera vengas, lo que hace verdadera mi piel está en mi corazón, mi mente y mi alma, o cualquiera sea tu idea de estas palabras, si solo quieres … Continúa leyendo No estás preparado para vivirme