Acercamientos inapropiados

Una jovencita con quien tengo ocasión de conversar en la oficina se acerca esta mañana a mi escritorio, sonríe como si tuviera todas las respuestas para cada pregunta imaginada en el mundo, y antes de que yo me atreva a decirle algo sobre su belleza me dice, “Anoche soñé que por instantes de tiempo llegábamos a la madurez al mismo tiempo, aun así, tus días … Continúa leyendo Acercamientos inapropiados

Leer la memoria en vano

Dice una de mis amigas, los sueños se vuelven realidad, así que cuida lo que sueñas. No lo ha dicho en esta conversación, quizá en otra sí, también a veces los sueños no se cumplen y visto en la distancia uno agradece no se haya cumplido. Verbigracia de mí mismo, más que mis sueños cumplidos puede que sea los que no, aquellos que las circunstancias … Continúa leyendo Leer la memoria en vano

Bochornos

Cuatro y veinticuatro minutos en la tarde. La definición de bochorno en el diccionario en internet es “desazón o sofocamiento producido por algo que ofende, molesta o avergüenza”. Tengo el rostro acalorado, el lugar en donde estoy está aprovisionado una temperatura y una humedad más alta a la que estoy acostumbrado. Una de las ventajas de los diccionarios de papel es poder observarse junto a … Continúa leyendo Bochornos

Aproximaciones para llamar tu atención

Ella me dice, deja de verme así, parece que tuvieras mi desnudez atada a tus ojos. Siente el rugir huracanado del viento que fallece ante la ventana de tu cuarto. Nunca llega a tu cama su rugido, y sólo a él he encomendado hablar para ti de mi fatiga A veces me recorro, hacia atrás porque hacia adelante es me imagino, otras veces me quedo … Continúa leyendo Aproximaciones para llamar tu atención

¿Roncas?

  —     ¿Roncas? —     No sé, quizá lo hago cuando estoy acompañado. —     Si roncas, te voy a sacar de mi cama y te irás de inmediato. —     ¿Cuál es la bronca con los que roncan? De todas maneras no lo hago. —     ¿Cómo lo sabes? —     No lo hago, he dormido acompañado y nunca se han quejado por eso. —     Eso no es certeza … Continúa leyendo ¿Roncas?

Diarios Innecesarios XIL

A las tres de la mañana el teléfono dio cuenta de mi sueño. Dormía desde las doce de la noche cuando la hora de las brujas me invitó a darle vuelta a la cobija y abrigarme abandonando el libro de V.S. Naipaul con el que había empezado la semana.  Una hora diaria prometida de lectura diaria, en eso andaba antes de cumplirme el descanso prometido.  … Continúa leyendo Diarios Innecesarios XIL