Un ángel en mi ruta

La otra noche, mientras tú dormías, el ángel que guarda tus sueños, visitó mi cuarto y me hizo compañía. Hablamos de la pesadez de las penas y de lo interminable de las alegrías. Por unos momentos me escuchó en silencio y trató de entender el por qué de mi fantasía. Me habló de tus cosas, entonces creí entender tus enojos, lo mismo que el por … Continúa leyendo Un ángel en mi ruta