Cuentas los grados en el termómetro

Hace frío, te resientes, la ciudad adquiere su temperamento nocturno, la ventana y la cortina no son suficientes, buscas la almohada, la segunda almohada y la pones contra la ventana, eso ayuda a que el frío se detenga, te acomodas, te arrullas con tu fatiga del día, ya cansada quieres el descanso que da el sueño en tu cama. Das la forma de tu cuerpo … Continúa leyendo Cuentas los grados en el termómetro

Ella se parece a esa noche

Levantas el único libro de Fitzgerald que está en la librería, la muchacha lo ha pedido y tú le hablas acerca del día en que lo leíste, la primera y la última vez que lo hiciste porque lo has leído en cuatro ocasiones. Estás viendo sus ojos, tú no eres el librero, pero te gustaría, esta noche te gustaría saber acerca de todos los libros … Continúa leyendo Ella se parece a esa noche

La mejor manera de nombrarme

Me gustas y en mi noche hay lugares que se construyen con tus formas, estás aquí, vas y vienes de la sala al cuarto de estudio, lees conmigo un libro, prefiero la música que escuchas por encima de la mía, te sientas en mi cama y me preguntas sobre asuntos que había olvidado, me cuentas sobre tus momentos recordados. Me gustas, y no soy solo … Continúa leyendo La mejor manera de nombrarme