Gato uno. Yo cero.

El señor gato, quien es el mismo minino mimado por mis sobrinos, llamado por mí con esa designación usada con los humanos por una diferencia de posiciones acerca de quién debe ocupar la cama. Lo observé primero en la tarde, en posición extendida sobre las sábanas, como una liga de caucho que puede estirarse sin posibilidad alguna de quebrarse. No hubo discusión, apenas un empujón … Continúa leyendo Gato uno. Yo cero.

Despertar acompañado, nada más

Yo solo quería un rato de sexo y volver por una mañana a la costumbre de despertar acompañado.Ella no tenía prisa por saber de mis deseos, aunque hubiese estado dispuesta a ellos. También quería arruncharse y poder quitarse todo al sentirse calentada por mi cuerpo. Conversamos hasta que el azar no da más oportunidades para que se le pida lo que uno quiere, y nos … Continúa leyendo Despertar acompañado, nada más

Recuerdos sin pasado

La calle permanece rota y se ve fatigada desde la ventana de tu apartamento. Los autos aparentan una huelga descontentos por el frío que les hiere los vidrios y somete a húmedos tormentos sus asientos. Asomas tu rostro, con el cabello agrupado en una moña sobre tu cuello, dejas que tu aroma sea aprendido por el vidrio y te detienes simplemente para mover tu cabello … Continúa leyendo Recuerdos sin pasado

Una soledad doliendo en mis ojos

Me tropecé con una soledad y la traigo doliéndome en los ojos, por eso todo lo miro sin la distancia apropiada, así le respondí cuando me dijo. – Pareces desganado de sueños, sin apetito por las utopías, te está ganando la realidad. Me invitó a escuchar música, la de su gusto, le puso propósito al momento, y poco a poco se fue desbaratando la música, … Continúa leyendo Una soledad doliendo en mis ojos

Lista para internarte debajo de las sábanas

Cuentas siete pasos desde el borde lateral de tu cama hasta la puerta que da acceso al cuarto del baño, vas desnuda izando tu cuerpo por encima de cualquier guerra imaginaria con la fuerza gravitacional de la tierra, ofreces tu piel, las formas que cubres con telas diariamente y la mirada al espejo, repites movimientos con el cuello para acercar y alejar tu rostro a … Continúa leyendo Lista para internarte debajo de las sábanas

Desprenderse del llanto por cualquier motivo

No conozco el origen de la palabra, no voy a buscarlo, no sé en dónde fue su origen, misma respuesta, no voy a buscarlo, para qué saber los ingredientes, no voy a prepararla, solo me la estoy tomando, esta no es la primera de esta noche, según veo no será la última. Ella estuvo en el sofá de mi casa viendo películas conmigo, se ataba … Continúa leyendo Desprenderse del llanto por cualquier motivo

En mi cama el deseo honra tu nombre

La noche cruza un extenso valle cubierto de lluvia, tú duermes, yo espío tu sueño con el único propósito de ver el sol en tus ojos de uva. Grita como la lluvia y calla como el sol. Mis oídos escuchan tu caudal de voces. Sé mi música, para ti danzan mis deseos. Ávido de ti te pienso y comprendo al sol cuando se posa liviano … Continúa leyendo En mi cama el deseo honra tu nombre