Retrasos inevitables

Tú, líquida en la ducha, das un grito porque el agua da golpes de frío a tu piel, sales de prisa, te lanzas a la cama y sin opción de lucha tomas mi camisa para quitar la humedad de tu cuerpo. Tú, extendida y desnuda, yo, ya no saldré, el mundo puede esperar, me quedo contigo, aunque prometí salir temprano para llegar a la cita que olvidé.

Imagen de skeeze en Pixabay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s