Pensamientos desconectados

Si quieres mi luz no hace falta tragarse mi noche; si quieres mi noche no hace falta tragarse mi luz. He atravesado mi timidez para abarcarte, aun así no logro encontrarte. Encontré tus memorias en donde guardo el olvido. Yo no quiero relaciones asépticas en la que esté prohibido contagiar pasiones amorosas. Ese futuro en el que estás soñando ya se lo está consumiendo el … Continúa leyendo Pensamientos desconectados

Hablar solo para entrar a la memoria

Hablas solo, caminas hablando solo, lo notas al ser observado con una pizca de risa por quienes encuentras en tu camino. Esta tarde relatabas para ti la historia de tu abuela cuando, en sus últimos días, le preguntaste sobre cómo estaba y, ella dijo, “bien, pero no sé muy bien de mi memoria y recojo cualquier cosa que la sustituya, a veces estoy en un … Continúa leyendo Hablar solo para entrar a la memoria

La memoria se aferra

Fui obligado al desalojo,Sin oportunidad siquieraDe saber si he dejado algo en tu pecho.Ya sabes como es salir a la carrera. No dejaste nadaTodo lo llevabas tú,Adentro, en mi pecho, No puedo enumerar el unoCon algo que te pertenezca. Fui creyendo Que en ti se quedaba la existenciaTristeza es saber ahoraQue no dejé siquiera sombrasO ese instante al que la memoria se aferraY todos llaman … Continúa leyendo La memoria se aferra

Ancianidad y desamparo

No vengas con tu ancianidad, para vejez ya tengo la mía. Esa fue la última oración de la conversación que tenían. Se levantó y mientras caminaba recordaba los días en que sentía el abandono y soñaba con el regreso, ahora que estaba de vuelta, ahora, le eran suficientes sus propias arrugas y letanías, no hacían falta otras para sus últimos días. Continúa leyendo Ancianidad y desamparo

Pronto el enamoramiento, pronto el olvido

Pronto, quise desde antes escribir un texto empezando con esa palabra. Ahora que está escrita debo poner el resto. La tecnología ha convertido la velocidad y la inmediatez en una propiedad fundamental de las cosas. Retiras dinero en menos de tres segundos, lo transfieres a otros con la misma velocidad con la que lo retiras de un cajero, envías una nota de correo con un mensaje … Continúa leyendo Pronto el enamoramiento, pronto el olvido

Pulso atómico

Somos menos que un pulso atómico en el reloj del universo, aún así prometemos amar por siempre.  Por siempre, es un asunto tan devaluado, tan poco cierto y difícil comprobación. Así, pensando en estas cosas miéntras doy un paso atrás en la ventana y abro la cortina, pienso en amarte un poco más, solo un poco más, para que no requiera esfuerzo ni desazón, como … Continúa leyendo Pulso atómico