Pulso atómico

Somos menos que un pulso atómico en el reloj del universo, aún así prometemos amar por siempre.  Por siempre, es un asunto tan devaluado, tan poco cierto y difícil comprobación. Así, pensando en estas cosas miéntras doy un paso atrás en la ventana y abro la cortina, pienso en amarte un poco más, solo un poco más, para que no requiera esfuerzo ni desazón, como esas promesas que se dan porque lo prometido ya está.  Te amo,  apenas ahora, para también saber que es poco lo que tengo que olvidar dado el caso que nos alcance el olvido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s