El azar apuesta por nosotros

El azar lanza los dados y apuesta a que nos encontramos, tú y yo, por ahí en un camino, en una tarde con el sol empantanado tras la nube. El azar también pierde y vuelve a la apuesta, juega nuevamente, pone todo en la última carta porque quiere vernos pronto con ese helado que aún no hemos compartido. Tú y yo, en cambio, vamos por … Continúa leyendo El azar apuesta por nosotros

Lista para internarte debajo de las sábanas

Cuentas siete pasos desde el borde lateral de tu cama hasta la puerta que da acceso al cuarto del baño, vas desnuda izando tu cuerpo por encima de cualquier guerra imaginaria con la fuerza gravitacional de la tierra, ofreces tu piel, las formas que cubres con telas diariamente y la mirada al espejo, repites movimientos con el cuello para acercar y alejar tu rostro a … Continúa leyendo Lista para internarte debajo de las sábanas

Salpicada por trazos de luz

A la mujer que me gusta le quedan bien las tarde soleadas, la luz resalta el color negro en su cabello, en sus ojos se reflejan como si una fuente de agua estuviera siendo salpicada por trazos de luz sobre cada gota. A la mujer que me gusta le quedan bien las mañanas de frío, ella se abriga y enciende con su sonrisa la calidez … Continúa leyendo Salpicada por trazos de luz

Desnarrarse

El medio día ocurrió del único modo posible, es decir, según lo acostumbrado, el sol subió sin escalera alguna, solo fue apareciendo en el centro y alto de lo que llamo cielo, a propósito, cielo es una linda palabra y aparece regularmente en conversaciones donde un hombre o una mujer la utilizan para referirse a su pareja.  Ahora, claro, no estoy hablando de eso, de … Continúa leyendo Desnarrarse