Salpicada por trazos de luz

A la mujer que me gusta le quedan bien las tarde soleadas, la luz resalta el color negro en su cabello, en sus ojos se reflejan como si una fuente de agua estuviera siendo salpicada por trazos de luz sobre cada gota. A la mujer que me gusta le quedan bien las mañanas de frío, ella se abriga y enciende con su sonrisa la calidez necesaria para estar optimista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s