Miradas oblicuas

Trazas con tu mirada las líneas que dan forma a la calle, una fuerza invisible mueve tu cuerpo, no sabes los cómo ni el origen, un impulso te lleva hacia adelante, y no te ocupas en entenderlo. Es una mañana soleada, no es una mañana de paraguas, el amarillo enciende los colores de las paredes, ves el rojo de una puerta metálica, el verde en el techo de una estación de gasolina, los verdes, rojos y azules de los autobuses. Unas palomas picotean lo que supones es comida sobre un andén construido con ladrillos, sus alas permanecen alerta, cualquier movimiento inoportuno a su alrededor las hará usar la fuerza para elevarse.

Imagen de Couleur en Pixabay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s