Solo quiero la intuición

Solo quiero ser un secreto en tu mar de memorias, tus pensamientos entre gotas de lluvia cuando la nube caiga tranquila sobre la ciudad. Quiero ser el espacio vacío en tu mano abierta, la intuición que todo lo llene en tus manos, el sonido tras el cual la tormenta deja de traer ruidos en vano, el motivo por el cual la canción que escuchas salta … Continúa leyendo Solo quiero la intuición

Sin lluvia para la melancolía

No llovió, era mi excusa para hablar de la melancolía. La noche es una costumbre llena de tatuajes repetidos, no hay posibilidad alguna de hablar de su corazón herido, está lleno de tinta repetida y de tatuadores sin imaginación. No llovió, no estuvimos a tiempo para el sermón de las nubes, caeremos en sosiego. Imagen de kai kalhh en Pixabay Continúa leyendo Sin lluvia para la melancolía

Lluvia espontánea

Le hurtó orgasmos a su cuerpo jugando con sus dedos entre las piernas, no hubo fatigas ni aceleraciones, solo un tránsito ligero de temblores entre la mano y las piernas, un aleteo suave con las palmas abiertas. Sin lluvia huracanada o mareas extendiéndose, solo una llovizna, un reloj con las manecillas yendo despacio, sin prisa por alcanzar el siguiente minuto, las manos alcanzadas por el … Continúa leyendo Lluvia espontánea

Llueve y tú no estás

En la ciudad de los paraguas tú no estás para quejarte de la lluvia. Por ti soy un loco inofensivo. Y mi locura empieza en tus ojos que me miran, va hasta tus oídos que me escuchan, vuelve a tus ojos cuando me lees e inevitablemente se convierte en ternura cuando me dejas llegar hasta tu corazón. Imagen de Johannes Plenio en Pixabay Continúa leyendo Llueve y tú no estás

La lluvia te vuelve fetal

No se oxide tu tristeza, crezca ella exponencial, ahora mismo, hasta más tarde. Vigorosa y constante, así sea, por lo menos en este instante, para tener una excusa diferente, y si alguien pregunta, responder sin apremios, es la tristeza, es una tristeza extensa cubriéndome, y poder mentir sin tener que confesarlo, la lluvia te vuelve fetal, uterino. Continúa leyendo La lluvia te vuelve fetal