Lluvia espontánea

Le hurtó orgasmos a su cuerpo jugando con sus dedos entre las piernas, no hubo fatigas ni aceleraciones, solo un tránsito ligero de temblores entre la mano y las piernas, un aleteo suave con las palmas abiertas. Sin lluvia huracanada o mareas extendiéndose, solo una llovizna, un reloj con las manecillas yendo despacio, sin prisa por alcanzar el siguiente minuto, las manos alcanzadas por el rocío de sus cavidades secretas.

Imagen de InspiredImages en Pixabay

Un comentario en “Lluvia espontánea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s