Llueve y tú no estás

En la ciudad de los paraguas tú no estás para quejarte de la lluvia. Por ti soy un loco inofensivo. Y mi locura empieza en tus ojos que me miran, va hasta tus oídos que me escuchan, vuelve a tus ojos cuando me lees e inevitablemente se convierte en ternura cuando me dejas llegar hasta tu corazón. Imagen de Johannes Plenio en Pixabay Continúa leyendo Llueve y tú no estás

Tus manos limitan con la boca

Así van las palmas abiertas siendo instrumento dirigiendo la apertura de caminos, como exploradores pidiendo espacio abierto para colonizar entera las tierras acariciadas, así van las manos como brújula acrecentando la certeza de que aquello recorrido es la perfecta ruta para que dentro de la gruta pueda tallarse insistentemente hasta cuando una nube deje caer la lluvia, y los charquitos den testimonio de la furia … Continúa leyendo Tus manos limitan con la boca

Tus manos limitan con los botones

Las manos tallando en redondo y extenso sobre la piel hasta llegar a todas partes para volver a empezar la búsqueda de la humedad en los lugares donde esperan encontrarse. Viajan las manos, lo cóncavo encuentra su convexo, lo que se extiende puede ser comprimido y lo que es borde se rodea, lo que es de colores aumenta el flujo de la sangre para darle … Continúa leyendo Tus manos limitan con los botones

Tus manos limitan con la imaginación

Todo está a la distancia de un parpadeo cuando el cuerpo desea al mismo tiempo lo que ama el corazón, la mano dobla el espacio y se atreve a ir a lo profundo del universo para encontrar la curva exacta desde la cual ascender hacia los lugares en donde tiembla la noche, para descender por los caminos en donde hay rumor de aguas sin fatigas. … Continúa leyendo Tus manos limitan con la imaginación

Disertaciones marítimas

Era una noche en formación, apenas alcanzabas a ver la forma de las olas, y el sol aún aparecía ostentando su luz sobre el mar. La arena recibía tus pasos y los marcaba seguro de que se perderían después, en cambio tú recogías en tu memoria el olor del aire, la tonalidad de luces en el horizonte, una música lejana, la suavidad de los pasos. … Continúa leyendo Disertaciones marítimas

Sudar tu piel y aspirar tu aroma

Beso tu rostro, eres una lágrima pendiendo del tiempo. Atraco en ti mis vagabundas ideas, ellas se deslizan hecha carne por tu pasadizo secreto, ese que grita y escarmienta sudores en las noches de tibieza en tu cama. Atravieso un océano de aguas y plantas, todo es calor y lluvia. Ves que soy tú y te apropias de mí. Veo que eres yo y me … Continúa leyendo Sudar tu piel y aspirar tu aroma