Promesas incumplidas

La muchacha del bar insiste en poner cervezas en mi mesa, le he advertido en cada ocasión que no estoy bebiendo, ella responde, no me importa, usted déjelas ahí, yo las pago, lo estoy invitando a contemplar promesas incumplidas, cada una de ellas es un poco las veces que has destapado el amor y no lo has tomado.

Imagen de tookapic en Pixabay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s