Con razones basadas en miedo

Tus días están contados, y esa prisa que llevas por retener en tu memoria el tiempo como si esos recuerdos pudieran salvarte sirve tanto como lo inasible para demostrar la fuerza de la mano empuñando la nada. Tú, al igual que aquella multitud hecha masa de gente desconocida pero uniforme, vas por ahí sin saber cuántos te quedan, cuántos minutos y repeticiones diarias te tocan desde este momento en que los ves a todos y sospechas, con razones basadas en miedo, que ellos se están robando tus días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s