La tierra fértil sería tu lectura

No son versos con propósito, son apenas costuras sobre la tela extendida en la boca, se exponen como la caricia del aire que solo se percibe en el frío. No van a enamorarte, a obtener un beso o una sorpresa tuya en mi cama, o una invitación a la tuya, aunque lo escriba una y diez veces, no desatarás tus sandalias junto a mi cama … Continúa leyendo La tierra fértil sería tu lectura

El silencio salpicado de sugerencias

Busco la desnudez de tus senos en la voz del verso. Enumero lenguas y puentes verbales hasta llegar al número que abre tu botón umbilical. Observo nubes y todas forman la línea de tu caldera para que yo la abra. Llegas a la cama con el silencio salpicado de sugerencias en tus ojos, me miras como si todas las plegarias hubiesen acudido a mi boca, … Continúa leyendo El silencio salpicado de sugerencias

Cocodrilos y supervivencia

Cinco y once de la mañana, terminas de leer la historia de los cocodrilos, aprecias notablemente su capacidad de resistencia, aun por encima de sus primos antiguos, los dinosaurios. No encuentras lo que buscabas en esas lecturas, varias horas dedicadas a su supervivencia, doscientos millones de años en el calendario de los antropólogos, 13 kilómetros por hora es su velocidad en tierra, aunque prefiere la … Continúa leyendo Cocodrilos y supervivencia

Solo tu voz sería suficiente

  Al cine club todos vamos a dormir. – Cuéntame más. No puedo, siempre me quedo dormida. – ¿Qué película presentaron? No lo recuerdo, sé que dormí muy bien y es lo importante, el cine club del colegio tiene el sistema de sonido agotado por un gripe salvaje que tuvo hace un tiempo, de él nada se escucha, y el proyector después de leer el … Continúa leyendo Solo tu voz sería suficiente

Voces diarias 20121215

Hay silencio suficiente para coser dos bocas, dijo ella mientras se levantaba y se dejaba atrapar por la oscuridad de la habitación. Hoy la tristeza parece la única salida; voy a llenarla de tus momentos en mi memoria para que se conviertan en alegría en mi día. La imprecisión llegó con la prontitud propia de los errores prematuros. Una tristeza antigua se descuelga de mis … Continúa leyendo Voces diarias 20121215