Desatinos y rutinas

El apartamento lo arrendamos los tres. El día que fuimos a verlo, la propietaria nos preguntaba sobre cuántos estaríamos viviendo allí, y le decíamos que tres, es decir, Tomás, Martín y yo, pero Martín a veces dudaba y mencionaba que de pronto cuatro, pero al final cuando la señora estuvo de acuerdo con nosotros firmamos el contrato, como principal Martín, y por eso él se … Continúa leyendo Desatinos y rutinas

Objetos inapropiados

Duermes, esta mañana duermes una hora por encima de la hora acostumbrada. Anoche dedicaste las horas al dios de los desvelados, un minuto dormías, en el siguiente te despertabas, claro, estás exagerando, sin embargo lo sientes así. Apenas dos horas pudiste adormecerte, a veces te parece un imposible, pero luego, cuando el sueño llega es hora de prepararse para estar despierta, aún así hoy no … Continúa leyendo Objetos inapropiados

Diarios Innecesarios XXXI

El borracho insiste en invitar otro trago, yo le permito su insistencia y bebo sin otra obligación que tomar a su ritmo y escucharlo sin hacer observaciones de ningún tipo. Tengo los oídos sordos del cantinero, eso le digo al tiempo que él me pide mantener en secreto lo que me cuenta. Aunque ha repetido un pared veces la motivación que lo sujeta a la … Continúa leyendo Diarios Innecesarios XXXI