Réplicas necesarias

— Hace meses no me besas en la boca. ¿Hasta cuándo te comportarás así?
— Hasta cuando yo olvide lo que hiciste con tu boca entre las piernas de tu amante.
— ¿Eso cuándo será?
— Cuándo yo haga lo mismo con mi boca en ese mismo lugar con alguien con quien me vea en secreto.
— Vamónos. Ya no quiero comer. Eso que dijiste me dio un mal sabor en la boca.
— Aprende a soportarlo. A mí me toca diariamente cuando hablas o te ríes. Hasta siento ese olor cuando te acercas demasiado para hablarme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s