Llueve y tú no estás

En la ciudad de los paraguas tú no estás para quejarte de la lluvia. Por ti soy un loco inofensivo. Y mi locura empieza en tus ojos que me miran, va hasta tus oídos que me escuchan, vuelve a tus ojos cuando me lees e inevitablemente se convierte en ternura cuando me dejas llegar hasta tu corazón. Imagen de Johannes Plenio en Pixabay Continúa leyendo Llueve y tú no estás

Hay mujeres que son tu corazón

Hay mujeres que son un camino y un faro al mismo tiempo, no nos piden que las sigamos, pero el motivo de su existencia es guiarnos sanos y salvos. Hay mujeres que son como tu mano, están siempre dispuestas a abrirse delicadas como una flor, a cerrarse cálidas como un saludo, a extenderse generosas como apoyo, a expresarse con una caricia, a acercarse a tu … Continúa leyendo Hay mujeres que son tu corazón