Volver al protozoo primogénito

Ante la insistencia por las preguntas sobre los frascos llenos de arena que adornaban cada uno de los estantes, así como algunos otros lugares de la casa, ella accedió a contestar.  Su matrimonio fue con un hombre que vivió con los pies en la tierra, y dicho además de metafórico por aquello de que era alguien centrado en ideas cuyo propósito y manera de realizarse … Continúa leyendo Volver al protozoo primogénito

Me sabes, me presientes

Vas a la ducha sin mí. Todos los sonidos anuncian una lluvia de acentos y tildes, de gotas obreras y gotas reinas desplegando colmenas sobre tu piel. Vas a la ducha sin mí. Te sigo, ojos sin cuerpo se apresuran a verte desde el único lugar donde puedo otearte, mi imaginación de ti. Comas y puntos, signos de puntuación en todas sus formas, vocales, mayúsculas, … Continúa leyendo Me sabes, me presientes

El cansancio herido de repeticiones

Detienes todos los movimientos reconocidos de tu cuerpo, piensas en que eres una estampilla de tu rostro en el espejo, quedas congelada unos segundos, respiras y tu pecho se mueve, parpadeas y la forma reflejada cambia al tiempo que tu cuerpo se mueve. El agua cae del grifo y trata de quedarse en tus manos colgando sus gotas sobre tu piel, lavas tus manos, miras … Continúa leyendo El cansancio herido de repeticiones

En mi corazón puedes encontrarte

Si necesitas suerte, que la tengas, si te hace falta amor, que lo sientas y recibas, si se trata de fortuna, que se llenen tus arcas, si es claridad en tus propósitos, que tu mente sea brillante, si es para guiarte, que vayan tu intuición y tu mente adelante, si son amigos, que todos estén dispuestos a una cita, si es la belleza, que todos … Continúa leyendo En mi corazón puedes encontrarte