Encuentros I

Empecé a caminar a las dos de la tarde, miré el reloj y eran exactamente doce segundos después de esa hora, fui primero al centro comercial y me detuve ante el lugar en el que venden café, estaba la misma mujer de ojos de sótano, me observó con la misma intención de siempre, me sentí de la manera acostumbrada, primero fue un frío intenso en la mano derecha, a lo que yo respondí poniéndola en el bolsillo, luego una pequeña lágrima se aproximó a la ventana ocular, yo parpadeé y antes de volver a sentirme atado a sus ojos giré la cabeza hacia la derecha para ver a una familia hacer fila ante un local en el que venden helados.

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s