Aromas aprendidos

A mí me gusta sentarme en el sofá de la sala, escuchar la fuerza de la lluvia en el espejo de la ventana en que se ven sus gotas, ponerme a escuchar una canción que le guste a alguno de mis amigos y pensar en lo que ellos sienten cuando la oyen, atravesar un poco la memoria para extender alguna planicie sin olvido en que también soy el otro al que recuerdan y olvidan al mismo tiempo. Esta noche siento un poco más frío el ambiente, he estornudado varias veces, el aire está salpicando todo con el frío de la calle. En la cocina he empezado a preparar una bebida caliente, igual que mi madre, pienso que al final de la consciencia diurna uno debe tomarse una bebida para entrar al sueño con el espíritu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s