Golpes de literatura

Esa mosca insiste en extender sus patas sobre la mesa, pronto sentirá sobre su cuerpo la furia de la imprenta, la belleza en el diseño de las letras, la tinta con su aroma de días, las conversaciones del escritor con el editor tras cada corrección, la encuadernación y el epígrafe alucinante dando apertura al primer capítulo, la creatividad y disciplina del autor en la consecución de la obra, por supuesto, y sobre todo esto, el peso del papel y mi fuerza.

Imagen de Matthieu Gouton en Pixabay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s