Una sombra en la memoria

De pronto, como si una prisa la hubiera despierto, la sombra se levantó de la silla, se quedó enfrente mío, me quedé quieto, asustado, luego vi como la sombra me atravesaba, y fue cuando empecé a recordarte, ahora mientras me miro en el espejo, sé que soy yo, pero es otro el que piensa.

Imagen de James Wheeler en Pixabay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s