Recuerdos húmedos

Tomas la noche, te recoges en una de sus esquinas, ya dentro abres la piel, escondes la timidez pública, y te clavas unos orgasmos, al terminar, piensas nuevamente en la mañana en la playa cuando compraste un helado y lo viste derretirse entre tus dedos al tiempo que el olor del mar te llenaba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s