Inacabados por el tiempo

Saludo a los hombres de avanzada edad que van al café, ellos van como yo, a tomar café y estar, estar observando, conversando en diálogos internos y secretos, uno de ellos responde el saludo, el otro tarda en hacerlo, cuando lo hace me dice, «no es grosería, es la vejez que me acompaña, ella es la que le pone la velocidad a mi cuerpo, lento, lento». Hablamos, ellos en su mesa, yo en la mía, nos hemos acostumbrado a vernos, a satisfacernos por saber que podemos ser cercanos, aún desconocidos en la vida propia, pero cercanos en esa contigüidad que da ir al mismo lugar, estar en la misma circunstancia, inacabados, ellos y yo, aún inacabados por el tiempo.

Imagen de Sumanley xulx en Pixabay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s