Apostarle a la casualidad

Yo nací, no estabas, borré del calendario ese día, acordé dar otra vuelta de maduración en el útero, repetí el nacimiento, una exactitud esotérica confirmó tu arribo en el mismo tiempo, desconectado del cordón umbilical, toda aproximación a la memoria antigua sucumbió, ahora, la casualidad, la única que guarda la memoria, se apropia del motivo que dio paso a mi nacimiento, yo no la sigo, soy de exactitud numérica, la única lógica a la que le concedo mi fe me aleja de la casualidad, y ella es la única que puede encontrarnos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s