Un lugar para deshacerme del día

Las neveras, en otros lugares les dicen hieleras, frigoríficos, heladeras, yo acá les digo neveras, entonces esas de las que ya dije su nombre deberían tener un lugar en donde uno ponga el líquido de la cerveza, ella lo conserve frío, y un elemento afuera de ella permita mediante un botón que al presionarse surque directamente a un vaso helado. En la barra de la librería en donde un trago de tequila nos dio oportunidad de conversar hasta cuando el librero nos dijo, ya es tarde, no sé ustedes, a mí me esperan en casa, y nos recomendó un sitio cercano, en ese pequeño espacio formado por una tabla de madera la conocí, yo buscaba lugar para deshacerme del día que quería seguir naciendo de mis ojos hecho una repetición sin ecos, ella en cambio iba por algo concreto y sensato, preguntar por un libro de poemas de un poeta que no ha sido traducido al español, eso esa noche, luego me confesó que otras veces llamaba a preguntar por un libro, si le confirmaban su inexistencia en el inventario, pasaba en la noche con intención de comprarlo, y, esto es mala práctica, en la librería dan café gratis a los clientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s