Memorias por el color

La cerveza en el supermercado está en unos refrigeradores con la marca de la franquicia que las produce, hay rubia, morena y roja. Esta noche escogí la morena, un paquete de seis que pasé rápidamente a pagar en la caja. La mujer en la caja de cabello rojo, y como la memoria es un asalto al azar me devolvió en ese round la imagen de una muchacha en la librería de un centro comercial, ella con el cabello de ese color y una falda arriba de la línea de la rodilla se agachaba a buscar un libro de Pessoa en las partes inferiores de los estantes, fue una agradable sorpresa para mí, mis ojos y sus piernas abiertas como en un encuentro sin posibilidad de repetición alguna, claro, unos segundos apenas y mi cara que se sonroja y los ojos miran a otro lado mientras siento que ella cambia de posición y me mira con desagrado.

Un comentario en “Memorias por el color

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s