No me digas cielo

Una mujer con nombre propio, vas diciéndole, soy una mujer con nombre propio, no me digas ‘cielo’ porque nadie me vuela, no hay satélites aleteando en mis alturas, no me digas ‘amor’ porque no soy una definición tan gaseosa, no me llames ‘cariño’, esa es una palabra infantil, sin fuerza. No me digas ‘mi vida’ no soy la vida de nadie, apenas soy la mía, no me digas ‘bonita’, eso es una calificación de tu gusto por la estética, no me llames ‘mi tesoro’ eso es un lugar para referirse a las posesiones, a algo que se tiene. Tampoco te atribuyas el derecho de relacionarme con el tamaño de mi cuerpo, ni ‘gorda’, ni ‘flaca’, usa mi nombre, pon en tu voz al pronunciarlo el cariño y el amor que me profesas, que en el tono se note, no la mía, la tuya, tu belleza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s