No me digas cielo

Una mujer con nombre propio, vas diciéndole, soy una mujer con nombre propio, no me digas ‘cielo’ porque nadie me vuela, no hay satélites aleteando en mis alturas, no me digas ‘amor’ porque no soy una definición tan gaseosa, no me llames ‘cariño’, esa es una palabra infantil, sin fuerza. No me digas ‘mi vida’ no soy la vida de nadie, apenas soy la mía, … Continúa leyendo No me digas cielo