Diarios Innecesarios XXXVIII

Después de un rato en que la proximidad de nuestras sillas en la barra del bar permitía suponer que el saludo era necesario, la saludé, desplacé mi boca desde la timidez a las oraciones cortas diciéndole que el frío afuera alcanzaba hasta para congelar volcanes, ella realizó una perfecta alineación metafórica entre el frío y los espantos.  Así empezó la conversación que se acompañaba de música latinoamericana y mojitos servidos por el hombre del bar.

 

Habíamos acordado pasar la noche en mi apartamento, el miedo a las personas desconocidas lo había eliminado el hecho de que el hombre del bar era un amigo común, quizá ella era una familiar cercana y no quisieron confesarlo, así, estábamos a punto de pedir el taxi cuando ella me preguntó por mi trabajo.  Ninguna de las inquietudes en nuestra conversación había tenido la intención de averiguar nuestros antecedentes y presentes laborales.

 

Fue fácil y rápida mi respuesta, una oficina, horario extenso, preocupaciones y presión frecuente.  Ella respondió con el silencio aprendido por la soga del ahorcado, se tomó las manos, me preguntó otro par de cosas, y debí decir algo como que solía llegar antes de las ocho de la mañana y la hora de se extendía casi siempre hasta las siete, además los fines de semana me ocupada de asuntos que no había podido abordar en la semana.

 

Se acercó a mi cara, escrutó mis ojos, con voz de cable rompió el silencio en el que había caído por un par de minutos, estás loco, eres un demente, ¿cómo puedes estar más de diez horas encerrado en una oficina como si fuese una cárcel?.  Algo malo, algo muy malo debes tener en la cabeza para que te atrevas a ese tipo de demencia.  Yo no podría hacer eso, y no puedo estar con alguien que lo hace, es seguro que eres peligroso.

2 comentarios en “Diarios Innecesarios XXXVIII

  1. ¿Entonces qué pasó? ¿Ella se alejó, se perdió entre la bruma? ¿Tú le creíste, le creíste que eras un demente peligroso? ¿Acaso ella nunca más regresó al bar? Humm, tengo miles de interrogantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s