Recuerdos sin pasado

La calle permanece rota y se ve fatigada desde la ventana de tu apartamento. Los autos aparentan una huelga descontentos por el frío que les hiere los vidrios y somete a húmedos tormentos sus asientos. Asomas tu rostro, con el cabello agrupado en una moña sobre tu cuello, dejas que tu aroma sea aprendido por el vidrio y te detienes simplemente para mover tu cabello … Continúa leyendo Recuerdos sin pasado

Ojos de papel

¿Y si de pronto apareciera la mujer que me gusta para decirme, quiero que me leas esos poemas en los que pareces hablar de mí entre líneas? Yo le diría, claro, y pondría un poco del aire de mis pulmones sobre uno de sus hombros desnudos, desataría las yemas de mis dedos sobre su rostro, expandiría mis pupilas sobre sus ojos, luego, tras el silencio … Continúa leyendo Ojos de papel

Costumbres propias

Centro comercial, zona de cafés. Café negro 7 onzas. 3000 pesos. Un euro se compra en el mercado de valores por 3585 pesos colombianos. Una taza son ocho onzas líquidas. Una onza son 28,35 gramos. El hombre que dirige a los que asisten los fines de semana para hacer ejercicio grita las instrucciones y hace señales con sus brazos y piernas. Son las 10:50 a.m. … Continúa leyendo Costumbres propias

Las líneas de tu mano

Recuerdo ahora que una mañana veía las líneas de tu mano y sin esperar a mis preguntas me respondiste, es una geografía inhóspita, parece que todo está escrito aunque es muy difícil comprender su significado a tiempo.  Tomó un bolígrafo y me pidió escribir lo que yo quisiera, entonces puse un par de notas, ella con la otra mano las borró sin leerla, volvió a … Continúa leyendo Las líneas de tu mano