Deseos

Encuentres cada día estimulación para tus sentidos, provocación para tu inteligencia y disposición para expresar tus emociones. Sientas en las palabras que escuchas el viaje que comenzó en una imagen y se convirtió en una idea a la cual las palabras le dan significado. Disfrutes de los sonidos como si fuesen música, halles en ellos un ritmo apropiado para tu corazón.

Descubras en la boca el sabor de la comida y aun cuando no conozcas el origen de estos alimentos sepas que tras cada uno de ellos hay una historia que nos conecta a todos, iniciando con quienes ponen la intención en la siembra, pasando por quienes cosechas, quienes transportan, las personas que distribuyen, y todas aquellas que han puesto su empeño en que los frutos de la tierra sean semillas y alimento en tu boca.

Comprendas a quien ríe, en sus risas están tejidas las maneras cómo entiende el mundo, aceptes que su voz refleja la sensibilidad de la que es capaz y en el tono con la que se expresa están atadas sus emociones. Esfuérzate por sentir el ritmo expresado por cada persona al hablar, es una música única y, muchas veces, solo lo usan solo para ti.

Aprendas cada día cuánta vida hay en una caricia que se extraña y cuánta más hay en una que pone en la piel, sepas que lo hace a la frecuencia con cual tiembla el amor en el universo. Veas en las formas y los colores la variedad sin fin de la cual es capaz la naturaleza, y sientas que todos somos capaces de salir a darle forma al mundo ampliando los colores y las formas de la naturaleza.

Reconoce el regalo que ofrecen cada instante tus pulmones, llevan el oxígeno a tu cuerpo y traen los aromas del mundo para que sientas que en lo invisible hay un universo envolviéndote. Aprecies el perfume que acompaña a los besos, los olores de la comida preparándose y sirviéndose en la mesa, agradezcas reconocer a los otros por el sudor de su cuerpo y la disposición de olores que los acompañan en cada movimiento.

Comprendas y vivas el poder de los verbos observar, conectar y descubrir, así mantengas tu cerebro a toda marcha dando forma a tus pensamientos, manteniendo la fascinación y ofreciendo tu entendimiento a los demás con la mayor de las fortunas que se encuentra en la modestia de saber, enseñar y aprender al mismo tiempo.

Piensa en ti como el planeta en que vivimos, lo llamamos tierra, aunque está más lleno de agua y de aire que de tierra. Cuando las personas se refieren a ti piensan en tu cuerpo, aun así, son tus emociones y sentimientos los que dan forma a la idea que tienen de ti, quienes te aman y aprecian lo hacen por tus emociones y sentimientos, con ellos han hecho un tesoro que llevan en su memoria.

Empéñate cada día en disfrutar de tus sentidos y tu cuerpo, usar tu inteligencia y dar valor a tus emociones y sentimientos.

Imagen de 愚木混株 Cdd20 en Pixabay

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s