Las mujeres

Las mujeres son de tierra firme; yo apenas logro sostenerme un poco y nuevamente estoy dando giros en el aire.

Las mujeres son de aire, mientras a mí todo me pesa y, paso a paso, voy encallando en la tierra.

Las mujeres son de fuego, y mírame, tú que te asomas a mis ojos con ternura, yo soy una leña seca que de caer fuego allí pasaría a ser ceniza y brasa.

Las mujeres son de agua, fluyen todo el tiempo, yo en cambio estoy como una roca sin saber a dónde ir o a dónde volver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s