Dos novios

Ten dos novios, uno para la memoria, otro para el porvenir. El primero para soñar, el segundo para crear la realidad. El uno para empezar la noche, el otro para formalizar con la noche el comienzo de la madrugada. Toma primero a un novio para la ternura de imaginar la felicidad, luego otro para ser prácticos y centrados en la realidad. Ten un novio para cada estación, nostálgico para el otoño, alegre para la primavera, atrevido para el verano, tranquilo para el invierno, un novio distinto para cada punto cardinal, que mire al sur y al hacerlo vaya contigo hacia el mar, que ponga en el oeste los pasos necesarios para saber a dónde quieres ir, que reconozca del oriente la experiencia de un sol que ha despertado ya, que al norte lance aeroplanos de luz con la misma frecuencia con la que tú miras hacia allí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s