Parques

No, no te contraten para sepultar mariposas o empuñar como defensa el pico extendido del colibrí ante la amenaza de las flores. En los parques, en esos parques a los que vas a sembrar tu pereza sobre el pasto verde, aún sin secarse con el duro sol de la tarde, hay en ellos otros posibles oficios. No hace falta oficina en la cual presidir este oficio, puedes sentarte en una banca o sobre la tierra junto a un árbol, desde allí imaginar sin seres tristes o abandonados los que sentados en silencio quieren tragarse afanosamente el tiempo que le sobra a su vida y no ha querido recoger para sí la muerte.

Imagen de Ronny Overhate en Pixabay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s