Asombro y sorpresa

Hay días en que amanezco con el juicio exaltado, voy juzgando todo, empiezo a hacer parte de ese grupo de personas que llamo inquisidores y que no me gustan nada. En días así necesito de la palabra, de la que no reclama, de la que ofrece, de la que compone reflexiones, de la que muestra el universo sin desazón o furia. Encontré un libro, me acerqué a una de sus páginas, tomé unas palabras al azar, leí, “asombro y sorpresa, olvido y memoria”. Pensé en armar una frase, una nueva, y aún estoy en eso habiendo olvidado el juicio con el cual empezó mi día.

Imagen de Efes Kitap en Pixabay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s