Citas ciegas

La cita, sin haberse concertado previamente, se dio en un bar, las mesas y las sillas recogidas, los baños sin lavar, tú buscando un lugar donde comprar una botella de agua, demasiado de madrugada para esa compra, yo sin haber salido aún, esperando la mañana para no pagar un taxi, una abreviatura de la vida, síntesis y simpleza, ofrecer mis pasos y la compañía, aceptar mi sombra y tus dudas, una calle, otra, la botella de agua, y otra más, hasta que el sol junta nuestras sombras.

Un comentario en “Citas ciegas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s