Desconocimientos hechos cárcel

El discurso se repitió en la radio más veces de las que podíamos soportar. El sueño llegó con el paso de la monotonía de la voz. Dormíamos cuando fuimos detectados por la policía del sueño. Fuimos acusados de querer libertades ajenas al tiempo. En el juicio, ante los acusadores, no podíamos defendernos. Nuestro sueño era acerca de los colores, ellos solo veían en blanco y negro tal como el líder ciego insistía en sus discursos.

Imagen de Linus Schütz en Pixabay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s