Estadísticas empíricas

Está demostrado que las arrugas no resuelven problemas, aun así ella hace un trazo en su frente y me mira como si mi vida dependiera de entender lo que ocurre. La miro, ella afila su mirada y me clava un dardo envenenado de silencio. No pregunto, sé la respuesta, dirá, no pasa nada. Y mientras no pasa nada, ha dejado de hablarme, continúa con la arruga en la frente, adelgaza su voz para que yo no la entienda y tenga que preguntarle todo dos veces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s