INSTINT-RTE 7

Oscar Vargas Duarte

Raúl se acercó a Viviana, la invitó a tomar una bebida caliente en la
cafetería de la escuela. Se sentaron a charlar, al principio las
palabras redondearon lugares comunes, personas comunes, relaciones
antiguas, las clases, los profesores y los alumnos. Viviana miraba de
reojo el reloj, ella sabía que estaba perdiendo clase, sin embargo, los
ojos de Raúl parecían cada vez más un rollo de película que estaba a
punto de proyectar las imágenes.Meses antes Raúl había estado buscando una persona para que le ayudara
con el oficio de su casa, le recomendaron a una señora, una vecina la
había contratado un par de veces y su trabajo había sido excelente. Fue
durante seis meses, en los que iba dos veces por semana, al comienzo él
esperaba a abrirle, la acompañaba un rato y luego salía. Con las
semanas la confianza hacia la señora aumentó y le entregó un juego…

Ver la entrada original 1.199 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s