INSTINT-RTE 8

Oscar Vargas Duarte

La ciudad parecía no soportar una gota más, aún así la lluvia arreciaba
sin que existiese modo de evitarla. Viviana observaba desde la ventana
el caminar veloz de quienes se atrevían a surcar los andenes mientras
todo era lluvia. Al comienzo sus pensamientos solo se detenían en todo
aquello que podía ser observado desde su silla en el autobús, había
escogido la ventana para evitar ser obligada a permitir el paso de
alguien ya fuera porque tendría que bajarse o para sentarse en la otra
silla. Sonrió imaginando lluvia de colores, en la estación de radio que
el conductor obligaba a escuchar a los pasajeros presentaba como
inquietud cuál sería el color de las gotas de lluvia que le gustaría a
sus oyentes, uno y otro llamaba con respuestas curiosas y del mismo modo
repetidas por otros que habían llamado previamente.Los recuerdos de la noche en que llovía y ella…

Ver la entrada original 1.050 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s