INSTINT-RTE 6

Oscar Vargas Duarte

Viviana se presentó a las diez de la mañana, le dijeron que debía
esperar al menos una hora, el propietario del local no había llegado aún
y sería él quien la entrevistaría, utilizó el tiempo para ver los
alrededores del lugar, observó una cafetería cercana, la estación del
autobús desde donde podría tomar la ruta para ir a estudiar, igual
encontró una iglesia, se sentó unos minutos en una de las sillas de la
primera fila, compartió con el silencio unas oraciones, oró por mí, se
sintió extraña orando por mí y sin saber el motivo se dejó llevar por el
impulso de llorar, varias lágrimas le siguieron al impulso, la oración
continuó produciéndose mientras ella pensaba en mí. Volvió al local,
una mujer que sería su compañera de trabajo por los meses siguientes le
invitó un café, le dijo que el jefe tardaría en llegar, la verdad es que

Ver la entrada original 1.550 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s