Sonidos inapropiados

Le digo al conductor que puede dejar el radio apagado, podemos ir en silencio sin la música, solo escuchando el ruido de las calles de la ciudad. Ocho minutos después de iniciada la ruta parece no poder contenerse ante el silencio y empieza a hablar. Yo quiero atenerme al silencio, seguir con la lengua entumida y el oído atento a los ruidos que anoche no me dejaban dormir en la casa, es una urgencia saber que no vienen conmigo y que solo son fantasmas nocturnos.

Imagen de Tim Hill en Pixabay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s