Gotas de vino por besos

Recuerdo cuando ponía una copa de vino entre tus piernas, tú la sostenías y yo iba besando sin orden desde tus rodillas hasta tu espalda, cada temblor de tu cuerpo movía la copa, y por cada gota de vino que caía, yo podía volver a empezar con los besos desde cualquier paisaje de tu cuerpo.

Imagen de StockSnap en Pixabay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s