No soy árbol de sombra

No me veas con tus ojos heridos,

no me hables con el abecé de tus furias.

Yo he sido plantado ante ti

para que tú te comprendas.

No soy árbol de frutos,

no doy sombra.

Las huellas de las que presumes,

tu mirada y las formas,

no se quedan en mí,

si acá vienen a buscarte

nadie va a encontrarte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s