Apreciaciones de vagancias en día de descanso

En este burdel al que asistimos los campesinos en nuestro día de descanso dice la mayor de las prostitutas que ella nunca ha visto a los clientes llorar ante la tumba de las prostitutas, así como no verán los empleados a los dueños del capital que ellos producen lamentarse por la desaparición de sus obreros. Cada uno anda por ahí con su aguijón chupando la sangre de los otros sin lamentaciones o prudencias.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s